láseres diodo de alta potencia de uso industrial

Gracias a los láseres diodo de alta potencia, Laserline ofrece soluciones de sistemas apropiados para la industria para el procesamiento de materiales con láser: desde la generación del haz hasta la pieza de trabajo.  

conocer más

Con más de 4.500 instalaciones, los láseres diodo de Laserline se encuentran entre las fuentes de haz más exitosas en todo el mundo para aplicaciones industriales en el rango de multikilovatios. El diseño modular, la alta eficiencia y la muy alta confiabilidad con bajo mantenimiento son las cualidades que nuestros clientes resaltan en todo el mundo.

Conceptos del láser diodo: un cambio de paradigma

El desarrollo permanente de las tecnologías de láser con fibra acoplada dio lugar a grandes avances en la compañía desde hace más de 20 años. Los primeros láseres de estado sólido convencionales o láseres de gas para el procesamiento de materiales eran enormes dispositivos estacionarios de baja eficiencia, utilizados para cortar y soldar metales. Si lo comparamos con los cambios innovadores en la industria de la electrónica a mediados del siglo pasado cuando el tubo fue reemplazado por el transistor, en la actualidad se vive un cambio similar con los láseres industriales tales como los láseres semiconductores de alto rendimiento o los láseres diodo. Hoy en día, Laserline ha alcanzado un rendimiento del rango de los multikilovatios. Asimismo, se vive un desarrollo continuo hacia una calidad de haz cada vez más brillante.

Líder internacional en láseres diodo de alta potencia

Los láseres diodo de alta potencia de Laserline pueden alcanzar una potencia láser estándar de hasta 25 kW y una tasa de eficiencia de casi el 50%. Por su parte, en lo que respecta a la clase de potencia de hasta 4 kW, se pueden adquirir láseres convertidores con una calidad de haz de hasta 4 mm. Asimismo, los láseres para la industria de larga duración requieren poco mantenimiento, gracias a una innovadora tecnología de enfriamiento de diodo construido de forma compacta y portátil. Incluso están disponibles como láseres con montaje en rack de 19". De igual modo, se crearon y testearon exhaustivamente diseños de láseres personalizados en nuestro propio laboratorio de aplicaciones. Los componentes adicionales, tal como la óptica de procesamiento, los escáneres, los conmutadores de haz y los sistemas de monitoreo completan la creciente cartera de productos que ofrece Laserline. Nuestros operadores pueden participar en sesiones de capacitación y utilizar contratos de servicio / mantenimiento. Se encuentra disponible una línea directa de servicio y teleservicio las 24 horas del día, los 7 días de la semana, con diagnóstico y mantenimiento remoto para brindar el mejor servicio versátil posible.

láser diodo: luz eléctrica sin ruta indirecta

Una característica típica de los láseres de alta potencia de Laserline es el uso directo de los diodos como la forma más eficiente de creación del haz. La ventaja básica de los láseres diodo radica en la transformación directa de la electricidad en luz sin la ruta indirecta a través de un medio de bombeo.

Por lo tanto, los láseres diodo son más compactos, eficientes, móviles y fáciles de usar que los demás láseres. Los láseres satisfacerán sus expectativas ya que prácticamente no requieren mantenimiento y tienen larga vida.

En la fuente del rayo láser, existen varias pilas de láser diodo que comprenden barras de diodo individuales. La cantidad de barras por pila y el número total de pilas son decisivos para la potencia de salida del láser y la calidad de haz requerida. Utilizando una tecnología patentada y sencilla, los haces de los diodos se superponen para formar un único rayo láser que se acopla a una fibra óptica (láser de fibra de alta potencia). En la mayoría de los casos, la estructura modular del cabezal del láser (módulo láser de alta potencia y módulo láser con fibra acoplada) permite agregar pilas adicionales al sistema si se requiere energía extra.

 

Láseres de alta potencia que prácticamente no requieren mantenimiento

La confiabilidad y la eficiencia del proceso son requisitos clave para la operación con materiales en la producción industrial. El funcionamiento continuo a prueba de falla en una operación de varios turnos en condiciones ambientales adversas, es, por consiguiente, el estándar de calidad de nuestros productos.

La industria automotriz exige la mayor estabilidad posible del proceso y la disponibilidad del sistema para una operación de tres turnos, lo cual se satisfizo e implementó desde hace muchos años gracias a los láseres diodo. Con una operación de escaso mantenimiento y una vida útil operativa de más de 30.000 horas a la tasa de eficiencia más alta, el láser diodo claramente supera a otras fuentes de rayo láser. A modo de comparación el láser Nd:YAG bombeado por lámpara requiere el cambio de la lámpara cada 1.000 horas, lo cual conlleva tiempos de parada y costos de servicio.

 

Láser con fibra acoplada con bajo requerimiento de espacio

El espacio requerido en la producción se ha convertido en un criterio importante para la planificación de líneas de producción. Por consiguiente, una ventaja extra de los láseres diodo LDF en comparación con otros láseres de la misma clase de rendimiento es el bajo espacio requerido de menos de 1 m² de superficie. La compacidad y robustez del láser diodo incluso permiten el uso móvil si es necesario, lo que posibilita un nuevo servicio y estrategias de backup. Para trabajos de mantenimiento o en caso de falla, se puede sustituir con bastante facilidad y rapidez. De este modo, el mantenimiento o la reparación se puede llevar a cabo fuera de la línea de producción, y por lo tanto, sin inactividad productiva. El remplazo toma menos de media hora y no es necesaria ninguna nueva configuración o programación del láser. Las llamadas de servicio de los técnicos por parte del cliente o de Laserline son mucho más flexibles.